Sintonía Deportiva

Alejandro Salomón, jugador de rugby de Cultural: “avanzamos mucho pero esto nos frenó”

El segunda línea del “celeste” dialogó con Sintonía Deportiva sobre cómo el equipo conlleva esta situación difícil: “Lo veníamos haciendo muy bien, entrenando a un ritmo al que no estábamos acostumbrados e íbamos mejorando mucho el tema pase y la parte técnica; avanzamos mucho pero esto nos frenó” aseguró Salomón.

Por otro lado, el ex capitán de Cultural se mostró positivo sobre mantener el equipo cuando todo se normalice: “cuando todo se normalice vamos a ser de vuelta ese plantel amplio que comenzó a principio de año”.

ENTREVISTA
¿Cómo le afectó al grupo este parate debido a la pandemia?

  • Nos afectó bastante la pandemia por el tema de las prácticas. Veníamos con un staff nuevo que tenía una idea de juego que había que plasmarla en la cancha. Lo veníamos haciendo muy bien, entrenando a un ritmo al que no estábamos acostumbrados e íbamos mejorando mucho el tema pase y la parte técnica; avanzamos mucho pero esto nos frenó. En lo que fue la parte física se nos complica hacerlo desde casa, de manera individual, sin los elementos ya que no podes usar pelota ni hacer el timing de los pases o jugar. No pudimos plasmar la idea que se estaba empezando a hacer.

¿Cómo manejan el entrenamiento ahora?

  • El profe nos estaba pasando la rutina para que cada uno haga en su casa. Se mandan videos para ir corrigiendo pero no es lo mismo que estar en la cancha con los entrenadores, que por suerte son muchos este año.

Si bien el entrenamiento es diferente ¿ves que el compromiso es el mismo?

  • El compromiso está. El tema es que entrenar en tu casa no es lo mismo que estar con tus compañeros o el profe. Eso como que mermó un poco, no juntas tanta gente como lo haces siempre en los entrenamientos. Tampoco se puede hacer muchas cosas más allá de la parte física porque en casa, generalmente, escasean los elementos necesarios.

¿Les recomendaron ir ahora a los gimnasios o están más pendiente de la parte física?

  • Los ejercicios fueron más que nada parte física porque al comienzo los gimnasios estaban cerrados. Igualmente, hay algunos que tienen elementos de gim en su casa y pasaban una rutina física y aeróbica, las cuales podes elegir las dos. Al tener los elementos, algunos pueden hacer las dos; todas las semanas va cambiando la rutina pero generalmente es una entrada en calor que te lleva 10 o 20 minutos, después viene la parte en la que haces los ejercicios y por último trotamos, así que te lleva una hora o hora y media, todo depende de los ejercicios y las repeticiones.

¿Desde el club le dieron algún consejo o alguien habló con ustedes para poder sobrellevar esta situación?

  • El staff está constantemente en el grupo de whattsapp aconsejandonos con el tema de la rutina, corrigiendonos en algunas cosas como las medidas de seguridad. Siempre estuvieron ahí presente en ese tema, se manejó mucho esas cosas, hasta nos mandaban archivos y pdf con la forma de trabajar.

¿Qué crees que podes sacar tanto a nivel personal como grupal de esta situación?

  • Se puede seguir entrenando y no perder lo físico ya que no se puede hacer juegos ni pases al no poder compartir pelota por el tema de la pandemia. En lo personal tratar de mantenerme bien físicamente hasta el año que viene o cuando podamos volver a trabajar todo lo que se perdió. A nivel grupal es lo mismo, tratamos de juntarnos un poco para hacer cosas en el club, acomodar algunas tareas con todos los recaudos necesarios.

Habían arrancado un proyecto nuevo con un plantel bastante amplio ¿con esto de la pandemia dejaron de ir algunos chicos o se mantiene el grupo?

  • Arrancamos con bastante jugadores pero creo que se van a mantener los mismo una vez que se vuelva a entrenar, no creo que vayan a dejar por esto y que cuando todo se normalice vamos a ser de vuelta ese plantel amplio que comenzó a principio de año.

Por último consultarte ¿En que consistió los arreglos que hicieron en la cancha que mencionaste anteriormente?

  • La idea es limpiar un poco los árboles y enredaderas al costado de la cancha para que quede un poquito más de espacio para la gente que va a ver los partidos. De paso era una forma de juntarse ya que eramos poquitas personas y hablar con los compañeros que hace tanto no se veían. Éramos un grupo reducido de personas que respetaban el protocolo del coronavirus, sin compartir mate ni nada.